Por qué un Caminante

Porque cuando desperté supe que era eso lo que estaba haciendo, recorrer El Camino.

Porque aprendí que camino desde hace una eternidad.

Porque camino la vida y los mundos. Y en ese andar me busco a mi mismo.

Porque he andado por montañas y valles, y he visto cielos extraños y oscuridades intensas.

Porque he escuchado la Llamada, una y otra vez, y siempre he partido en busca de Itaca.

Porque en El Camino vivo, conozco triunfos y derrotas, combato minotauros, dragones y cíclopes.

Y veo lo peor y lo mejor de la criatura humana, y aprendo lo peor y lo mejor de mi mismo.

Porque he conocido la cara de la muerte y me sometí a La Voluntad.

Porque he conocido al amor verdadero, el que se forja con cien batallas, con lealtades, con alegrías, con sufrimientos, y con miles de silencios compartidos.

Y en El Camino muero y vuelvo a nacer. Una y otra vez, a medida que mi alma se templa y ocupa mi yo.

Porque me he preguntado “¿Quién soy?”

Y al fin me he preguntado “Qué soy?”

Porque he caminado entre Esferas y Senderos.

Porque al recorrer el Camino hago la Obra.

Porque camino un Laberinto, y sé lo que me espera al final.

...avanzo... y aun no sé Quién guía mis pasos...