Cavalo de Santo
 

RESEÑA DEL LIBRO

El análisis de este libro nos lleva a reflexionar sobre los grandes campos del saber que el humano ha experimentado para comprender y comprenderse: la religión y la ciencia.

Su consideración nos introduce en las preguntas más atrevidas, más permanentes y más angustiantes. La búsqueda de la existencia de Dios, el orden y el caos, el propósito de la vida y nuestra responsabilidad para con ella, las peligrosas y apasionantes zonas de indefinición donde las preguntas que surgen son aun más estremecedoras que las respuestas, la fuerza de la espiritualidad y la naturaleza del espíritu.

Todos estos temas son considerados, analizados e iluminados con la experiencia. La obra propone que todos los caminos están en la actualidad, proporcionado diversas vías para la expansión de la conciencia, así como advierte sobre la rigidez de los paradigmas de cada una de las temáticas. Analiza y define la espiritualidad y su incidencia en esta expansión y, finalmente, se introduce en propuestas concretas para que la especie humana acceda al próximo salto evolutivo para el cual está inexorablemente destinada.
Todo comienza con un análisis descarnado de lo que llamamos “realidad” y cómo podemos incidir en una transformación conciente de la misma.

Continúa con el análisis de la religión, cómo esta ha evolucionado y evoluciona hoy día, cuáles son sus diferentes opciones y cómo era la religión “antes que la palabra religión existiera”. Cómo la religión se expresa en lo social y cómo surge de las profundidades del cerebro del humano. La búsqueda de Dios y la responsabilidad que nos compete cualquiera sea la respuesta de esa búsqueda El análisis de la actual situación de la religión y hacia dónde se están produciendo las principales manifestaciones del sentir religioso del humano.

Pasamos a la ciencia, donde vemos cómo, en esta disciplina aparentemente más árida y escéptica, ha sido donde han tenido lugar las más atrevidas búsquedas de Dios. Nos internamos en el nuevo paradigma científico, y vemos cómo su inclusión en nuestro sistema de vida cotidiana puede producir expansiones de conciencia considerables.
Finalmente llegamos a la zona intermedia entre ciencia y religión, donde se manifiesta con toda su potencia el Espíritu, donde las fronteras del paradigma caen para impulsar a sus navegantes a los abismos más remotos y peligrosos. Es la zona de la experiencia, la zona de los fenómenos que muchos no se atreven a mencionar. Es la zona del idioma olvidado, donde se viven los mitos y los humanos se trasforman en héroes de su propia vida. Es la zona donde navega una antigua tribu que hoy se están llamando unos a otros desde todos los rincones del mundo.
Es la zona donde se produce la máxima expansión de la conciencia.

Finalmente desembocamos en un mundo de ángeles y dragones donde compartimos las experiencias que vivimos en este ámbito y donde proponemos una forma de sistematizar su análisis.
En las conclusiones finales resumimos todo este largo viaje, insistimos sobre lo que fueron los hitos principales de esta aventura y dejamos pendiente una propuesta para, como especie responsable de su destino, poder incidir en el cambio de la realidad.