Cavalo de Santo
 
   

Por qué un Caminante

Porque cuando desperté supe que era eso lo que estaba haciendo, recorrer El Camino.

Porque aprendí que camino desde hace una eternidad.

Porque camino la vida y los mundos. Y en ese andar me busco a mi mismo.

Porque he andado por montañas y valles, y he visto cielos extraños y oscuridades intensas.

Porque he escuchado la Llamada, una y otra vez, y siempre he partido en busca de Itaca.

Porque en El Camino vivo, conozco triunfos y derrotas, combato minotauros, dragones y cíclopes.

Y veo lo peor y lo mejor de la criatura humana, y aprendo lo peor y lo mejor de mi mismo.

Porque he conocido la cara de la muerte y me sometí a La Voluntad.

Porque he conocido al amor verdadero, el que se forja con cien batallas, con lealtades, con alegrías, con sufrimientos, y con miles de silencios compartidos.

Y en El Camino muero y vuelvo a nacer. Una y otra vez, a medida que mi alma se templa y ocupa mi yo.

Porque me he preguntado “¿Quién soy?”

Y al fin me he preguntado “Qué soy?”

Porque he caminado entre Esferas y Senderos.

Porque al recorrer el Camino hago la Obra.

Porque camino un Laberinto, y sé lo que me espera al final.

...avanzo... y aun no sé Quién guía mis pasos...